Es el arte y la ciencia de la conservación y la recuperación de la Salud mediante la utilización de los recursos que la Naturaleza pone a nuestro alcance, para el tratamiento de las enfermedades. Las hierbas, flores, vegetales sin fertilizantes artificiales y preparados sin preservantes o colorantes, el agua pura, la luz solar y el aire fresco, se usan para reforzar la capacidad del cuerpo de las sustancias “innaturales” que son la raíz de muchas enfermedades. Se puede decir también que la Naturopatía es una técnica basada en las posibilidades de que el cuerpo posee para curarse a sí mismo. Por esto coincide en el enfoque de la Medicina Tradicional China y el Ayurveda. A esta capacidad se le ha llamado energía, Chi o “fuerza vital”. 

La práctica de la Naturopatía utiliza las siguientes terapias:

  • Fitoterapia
  • Acupuntura
  • Hidroterapia
  • Masaje
  • Flores de Bach
  • Nutrición Natural
  • Hipnoterapia
  • Auriculoterapia
  • P.N.L
  • Sicología Transpersonal
  • Iriologia
  • Biomagnetismo
  • Kinesiología

La Naturopatía preconiza que el cuerpo tiende hacia la salud y que lo mejor para curar el cuerpo es la capacidad homeostática que éste tiene. Si el cuerpo es “gavillado” por factores como una dieta inadecuada, falta de sueño, ejercicio o aire fresco, tensiones físicas o emocionales, contaminación ambiental, o emociones negativas, se producen desequilibrios que influyen negativamente en la autocuración y se resiente la capacidad inmune por lo que se queda expuesto ante agresiones exteriores, como virus y bacterias. Los Naturópatas proponen que las infecciones rara vez se producen en un cuerpo bien cuidado, y si la enfermedad ocurre, se debe dejar que se manifiesten los síntomas antes que reprimirlos, ya que es está la forma en que el cuerpo se defiende para recuperar el equilibrio y la salud.

La Naturopatía tiene una mirada global sobre el proceso de la salud, es una filosofía de vida, una forma diferente de vivir en la que la persona se hace responsable de su salud y se hace cargo de si mismo.